Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y de Comercio Electrónico

resumen de la ley lssice La LSSICE se aplica al comercio electrónico y a otros servicios de Internet cuando sean parte de una actividad económica. Establece unos criterios y medidas reguladoras aplicables a todas las actividades que realicen por medios electrónicos y tengan carácter comercial o persigan un fin económico. Se aplica tanto a las páginas web en las que realicen actividades de comercio electrónico como a aquellas se suministren información u ofrezcan servicios (incluso gratuitos) para los usuarios, cuando constituyan una actividad económica para el titular del sitio web.

Se acoge, en la Ley, un concepto amplio de «servicios de la sociedad de la información», que engloba, además de la contratación de bienes y servicios por vía electrónica, el suministro de información por dicho medio (como el que efectían los periódicos o revistas que pueden encontrarse en la red), las actividades de intermediación relativas a la provisión de acceso a la red, a la transmisión de datos por redes de telecomunicaciones, a la realización de copia temporal de las páginas de Internet solicitadas por los usuarios, al alojamiento en los propios servidores de información, servicios o aplicaciones facilitados por otros o a la provisión de instrumentos de bísqueda o de enlaces a otros sitios de Internet, así como cualquier otro servicio que se preste a petición individual de los usuarios (descarga de archivos de vídeo o audio, ...), siempre que represente una actividad económica para el prestador.